Volveremos a donde nunca estuvimos


Ya lo sabíamos desde el origen de la Teoría de la Relatividad, Nunca se vuelve a donde mismo. Ahora menos. Ahora no es solo la Tierra la que gira o el Universo mismo, sino la vida, aun en sentido inverso: es decir, de la muerte a la conciencia.
Retornar a donde nunca antes habíamos habitado, a donde moriremos con un poco de suerte o sobreviviremos sin ella.
Según escucho ahora. Estaremos autorizados a borrar todos los murales de los edificios públicos y a grafitear en ellos las consignas de la contingencia. Porque según ellos mismos: el arte no es necesario. Estamos entonces autorizados a dinamitar toda la arquitectura, a quemar todos los libros, y a hacer de las bibliotecas burdeles donde no haya nunca mujeres sino políticas económicas. Se nos autoriza a tragar fuego en los cruceros y a escupirlo en los escritorios. Estamos autorizados al suicidio, a todo tipo de violencia dentro de todo orden público, porque para ellos el arte no es necesario.
Llenaremos de arena todo lo que antes fuera música. Te volveremos sordo, más de lo que ya eres, porque para ti, el arte no es necesario.
Nos volveremos silencio solo para ti, porque en otros oídos y corazones seremos sinfonías. Porque si hay algo de lo que el Arte dé testimonio es que las Utopías existen. Es ahí a donde volveremos. Retornaremos a la Utopía, ahí donde nunca estuvimos, ahí donde tus ojos mudos, tu voz ciega y tus oídos parapléjicos no pueden sino dejar tu ausencia.

NO ESTAMOS ESPERANDO


No estamos esperando, seguimos trabajando, fortaleciendo nuestra estructura e infraestructura para volver a los escenarios alimentados de esta experiencia no solo personal, sino compartida con muchos hermanos del teatro y otras disciplinas.

Volveremos a los escenarios con algunos adioses en la espalda, pero también con otros muchos encuentros por delante. Haciendo lo que el teatro ha hecho por milenios, reunirnos junto al fuego.

DETRÁS DE LOS VESTIDOS ROTOS



PRÓXIMO ESTRENO

DETRÁS DE LOS VESTIDOS ROTOS PERFACIO





¿Qué es un vestido roto? ¿Por qué se rompe un vestido? ¿Qué hay de tras de los vestidos rotos? Pude imaginar que los vestidos pueden romperse por la pobreza, por el descuido, por la violencia; por un desgaste prolongado.
Pienso en esas realidades, pienso en los escenarios donde los vestidos enfrentan a sus rupturas y empiezan a aparecer lo que hay detrás de ellos, quiénes están atrás de ellos.
No es difícil imaginar esos escenarios, lo doloroso es darles vida, encarnar las rupturas de esos vestidos por todas las razones que se cruce el camino del proceso de esta obra.
Siempre me he resistido a trabajar sobre temas que estén de moda. Pero éste no es un tema ni mucho menos, es una reflexión necesaria y emergente, urgente. Es una realidad que viene golpeando cada vez más fuerte a todos, pero que definitivamente, solo algunas, pero no pocas, personas padecen contundentemente, incluso con la muerte. Realmente los hechos reflejan una rasgadura, una ruptura en lo que se supone deberíamos ser los Seres Humanos.
¿Cómo el teatro podría, entonces, mantenerse alejado de ello? ¿Cómo nuestro
teatro en particular podría mantener su silencio escénico?
Por el contrario, este proyecto surge y se une a otros dos que veníamos trabajando con un factor común: La mujer. No el feminismo, no la cualidad femenina, no la causa femenina, sino la mujer. Quizá sea otra abstracción, pero empujada por nosotros a una materialidad que ocupe nuestra escena. Junto a Detrás de los vestidos rotos, estamos en la preparación de Los pájaros no cantan de noche, basada en Antígona y Cementerio de Flores, que retoma las historias de las mujeres en duelo. No pienso que esto sea una afortunada o desafortunada co-incidencia, Teatro Rabinal es un grupo predominantemente de mujeres.
Entonces como artistas estamos en el legítimo derecho y obligación de hacer de nuestras angustias un acto teatral.
Detrás de los Vestidos Rotos me contacta con la intimidad de una mujer que tiene un historial de lucha social en un contexto, como el de América Latina, donde este tipo de luchas se ven constantemente frustradas por una historia de contragolpes. Pero, además, ella misma en medio de este activismo vive el hecho mismo de la marginalidad, aunque en el ideal, se lucha por alguna forma de igualdad. Es ella una metáfora de aquellas mujeres que en un momento de sus vidas lucharon junto a los hombres, pero que terminaron absorbidas finalmente en la obligación de su role de madres, por ejemplo.

Cuando nacieron los morritos nos pusimos en paz.

Así se rezó años después la confesión de la tregua. Mujeres y hombres encontraron los trabajos que buscaban para la manutención de la familia, el nuevo status. Así se hicieron viejos independientemente de su edad. Se ajustaron en la exacta medida de todo aquello que cuestionaban y sumergieron en el periodismo o la academia todo aquello inofensivo.

Ella, la mujer de esta historia, retoma la causa de lucha, ahora se suma a una lucha que no se extiende por lo político, sino por la defensa de la vida con dignidad.



Jorge Angeles

HILOS Y TELARES -Taller Intensivo-



Hilos y Telares

La improvisación puede ser un punto de partida para la escritura de dramaturgias, el actor-bailarín crea sin pensar, sino a partir del destino de sus acciones en la búsqueda del acontecimiento.

LUGAR:
TEATRO LABORATORIO RABINAL
Prisciliano Sánchez 675 / 2º piso

HORARIO:
Domingo 23 de Febrero de 11 a 14 Hrs. /Intermedio/ 16 a 19 Hrs.

APORTACIÓN:
$ 400.MX, $300 POR PAGO ANTICIPADO Hasta el 10 de febrero

MÁS INFORMACIÓN
T. (33) 15953364
biancavillasenor@teatrorabinal.com

TÓPICOS
1.      Presencia del actor
2.      Movimiento, acto y acontecimiento
3.      Creación del personaje
4.      Dramaturgia y acontecimiento
5.      No anécdotas, solo acontecimientos

6.      Improvisación: caos y creación