EFE - Madrid - 18/11/2009 17:07 El torrente sanguíneo del teatro tiene un elemento esencial, los "glóbulos" Grotowsky, el fo...

Grotowski sigue "enseñando" a los actores diez años después de su muerte






EFE - Madrid - 18/11/2009 17:07
El torrente sanguíneo del teatro tiene un elemento esencial, los "glóbulos" Grotowsky, el formulador del teatro moderno, padre de conceptos como "la cuarta pared" y pedagogo de la "intención", que sigue "enseñando", diez años después de su muerte, a los actores de todo el mundo, entre ellos los españoles.
La interpretación de un actor está vacía si no tiene "intención" y ese axioma corre por las venas del teatro moderno desde que lo formulara el polaco Jerzy Grotowski (1938-1999), al que España rinde homenaje en el "Año Grotowski" con la organización de distintas actividades, entre ellas una exposición y un taller para actores, que se celebrará del 23 al 27 de este mes.
La Conferencia General de la UNESCO decidió instaurar en 2009 el Año Grotowski para recordar al gran reformador del teatro del siglo XX en el décimo aniversario de su muerte, cuando se cumplen los 50 años desde que Ludwik Flaszen y él se hicieron cargo del Teatro de las 13 Filas en Opole, germen del Teatro Laboratorio y el 25 aniversario de su disolución.
El Teatro Español ha organizado en su sede en Matadero una exposición de homenaje al creador de "Apocalypsis cum Figuris", que estará abierta hasta el 29 de noviembre y en la que se recogen fotografías inéditas de gran formato, tomadas por Andrzej Paluchiewicz, con las que se documenta la creatividad, la alegría y el trabajo de Grotowski.
Se trata de 17 fotografías de 2 por 1 metros, además de seis instantáneas impresas en telas de tres metros, que se completan con proyecciones de espectáculos y una entrevista con el reformador del teatro del siglo XX.
Grotowski es, después del ruso Konstantin Stanislavski (1863-1938), "el hombre más influyente del teatro del siglo XX y todos los conceptos que hay sobre el teatro de laboratorio, de creación colectiva parten de ahí", según ha explicado a Efe Jarek Bielski, director de Réplika Teatro y promotor en España del Año Grotowski.
El denominado padre del "teatro pobre", subraya Bielski, fue quien introdujo en el teatro europeo occidental de los años 60 una pedagogía actoral fundamentada en el descubrimiento del cuerpo del actor, en el dominio de su voz y en la potenciación del silencio.
"No es que las teorías de Grotowski estén vigentes, es que está en la sangre del teatro, todo lo que se hace proviene de esa fuente y su forma de tratar el compromiso teatral es muy inspiradora", añade.
En el Teatro Laboratorio, fundado en 1965, exploró en su teoría de la "cuarta pared", propugnando además de la eliminación de los elementos tradicionales del decorado, el vestuario y la iluminación para concentrarse de forma preferente en la labor del actor, en la relación con los espectadores.
El taller para actores, organizado en los Teatros del Canal, lo impartirá Rena Mirecka, una de las figuras centrales en el trabajo y en los montajes de Grotowski y continuadora de su investigación sobre la expresión física y espiritual en el teatro.
Los actos en Madrid concluirán el próximo día 26 con la presentación de la edición bilingüe de Príncipe Constante de Calderón de la Barca, editado por el Instituto Grotowski con traducción de Juliusz Slowacki, que sirvió de base para el espectáculo del Teatro Laboratorio en 1965.